3... 2... 1... CROIgnite: Reflexiones

De todas las cosas que me han pasado en el último año (incluida la creación de mi propia empresa a la que no he dedicado ni una línea) esta es la primera que me lleva a actualizar el blog. Y no es para menos. Como dirían en inglés, el CROIgnite ha sido that important para mi.

 

ht-croignite.png
He aprendido a optimizar decisiones, no páginas web
— Alumno del CROIgnite

Antes de nada, ¿Qué es el CROIgnite?

Se trata de un curso avanzado de Optimización. Dura 6 semanas y es, realmente, muy intenso. De ahí su nombre. En 12 sesiones los 20 intrépidos han pasado de Expertos en sus campos (principalmente SEOs y Analistas web) a Top Gun de la optimización, aprendiendo a optimizar cualquier proyecto web en un tiempo record. ¿Cómo?

Desde la dirección del CROIgnite (que he tenido el placer de compartir con Julio Pomar) siempre hemos tenido claro que el éxito o no del Ignite residía en 4 elementos:

  • Calidad de alumnos. Todos los alumnos son profesionales del marketing digital, algunos con más de 5 años de experiencia. El Ignite es un curso avanzado y requiere conocimientos previos.
  • Calidad de los profesores. Todos los profesores del Ignite comparten experiencia, talento y conocimiento. Pero eso no es tan difícil de encontrar. Lo que caracteriza a los profesores del CROIgnite es que son profesionales que se preguntan el porqué de todo, prueban, fallan, aprenden, y construyen sus propias teorías. Es por eso que el material del Ignite es único, porque no se encuentra en ningún libro. Está basado en la experiencia.
  • El método Ignite. Todos los profesores enseñan la misma metodología de optimización. Cada uno centrado en un paso, pero son piezas del mismo puzzle. Cada uno complementa al anterior, dando un programa hilado que tiene sentido desde principio a fin.
  • El proyecto real. A la segunda semana del Ignite ya teníamos un test en marcha. En el Ignite hemos optimizado un ecommerce real, realizando todo tipo de análisis (que no vamos a desvelar) para formar nuestras hipótesis de mejora, que los alumnos han llevado a la práctica. Toda la teoría del mundo no puede triunfar si no se lleva a la práctica, y eso ha sido algo que en el CROIgnite hemos tenido siempre claro.

Hemos logrado cumplir estos 4 objetivos (que ya teníamos claros al inicio) y el resultado final no podría ser mejor.  Como no podría ser menos en un curso así, siempre hay cosas a optimizar, que serán tenidas en cuenta si alguna vez se repite el CROIgnite.


¿Se volverá a repetir el CROIgnite?

No lo sabemos todavía, esto depende de Kschool, que en todo momento nos ha proporcionado lo que hemos pedido para dar el curso. Una cosa está clara, si se repite, sólo será si las condiciones excepcionales que se han dado en esta primera edición (principalmente la calidad de los alumnos) se repite.

¿Qué ha significado para mi?

Personalmente siempre había soñado en poder dirigir un programa formativo, y este ha sido el mejor posible. Kschool una vez más ha puesto todo su talento en beneficio del alumno, y hemos dado una visión del CRO que ha sorprendido (por inesperada) a los alumnos, pero les ha seducido.

No sólo eso, además me llevo nuevos amigos, y he descubierto algunos talentos de CRO que espero que lleven el buen nombre que internacionalmente ya tienen los profesionales online Españoles aún más lejos.

Aprovecho para dar las gracias a todos, alumnos y profes (Natzir, Carmen Hevia, Ricardo Tayar y Jordi Rosell) por su esfuerzo y participación. También gracias al ecommerce que nos abrió sus puertas a que trasteásemos, investigásemos y testáramos. Pero sobre todo a Julio Pomar, que se lo ha currado para que esto fuese posible.

Ahora toca descansar, disfrutar del verano y... a optimizar!

3... 2... 1... Ignite

¡¡¡Gracias a todos!!!